Las 10 Mejores Formas De Tratar El Acné Durante El Embarazo

El acné durante el embarazo es un problema común de la piel. El acné durante el embarazo puede ser leve, moderado o incluso severo, y puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo. Puede ir y venir, o puede durar los nueve meses completos.

Las fluctuaciones hormonales en el cuerpo son en parte responsables de los brotes de embarazo, ya que provoca que las glándulas sebáceas de la piel aumenten la producción de una sustancia oleosa llamada sebo. El sebo combinado con las células muertas de la piel bloquean los poros de la piel. Esto a su vez crea un entorno favorable para que las bacterias se multipliquen rápidamente, lo que provoca inflamación y erupciones de acné.

Las mujeres que tienen un historial de acné o tienen brotes de acné al comienzo de su ciclo menstrual corren un mayor riesgo de tener brotes de acné durante el embarazo. Durante el embarazo, no debe usar medicamentos de venta libre para tratar el acné.

Es muy recomendable hablar con tu médico o dermatólogo antes de tomar cualquier medicamento durante el embarazo. Afortunadamente, con la rutina adecuada para el cuidado de la piel y algunos remedios naturales, puedes tratar con éxito el acné durante el embarazo.

Estas son las 10 mejores formas de tratar el acné durante el embarazo.

1. Buen cuidado de la piel

La forma más efectiva de tratar y prevenir los brotes de acné durante el embarazo es cuidar bien Tu piel. Siempre limpia tu rostro suavemente con un limpiador suave dos veces al día, una vez en la mañana y una vez en la noche antes de acostarte.

Esto ayudará a evitar la acumulación de aceite y suciedad en tu cara. Asegúrate de lavar y enjuagar bien la cara, especialmente alrededor de la línea del cabello y la mandíbula, donde los poros se obstruyen.

Además de la cara, también debes lavarte el pelo regularmente para evitar que el aceite de tu cabello se transfiera a tu cara. No debes tocar tu cara innecesariamente con las manos sucias. Además, evita usar mucho maquillaje en tu cara.

Si es necesario, usa productos etiquetados como «no comedogénico», lo que significa que no tiende a obstruir los poros. Sobre todo, evita la tentación de exprimir o reventar tu acné, ya que generalmente produce cicatrices permanentes de acné.

2. Compresión caliente.

Una compresa caliente puede ayudar a aclarar tu acné rápidamente. La temperatura cálida ayudará a extraer las bacterias y el pus de los poros y los folículos capilares, lo que a su vez ayuda al proceso de curación. Además, ayuda a reducir el dolor.

1. Mezcla 1 cucharadita de sal de mesa en 2 tazas de agua tibia.
2. Remoja una toallita en esta solución y escurre el exceso.
3. Aplica la compresa tibia sobre el área afectada durante 10 minutos.
4. Cuando comience a enfriarse, aplica uno nuevo.
5. Haz esto algunas veces al día.

3. La cúrcuma para el acné durante el embarazo.

La cúrcuma es un antiséptico natural que puede ayudar a tratar el acné durante el embarazo. Tiene una propiedad antibacteriana que ayuda a matar las bacterias que causan el acné. Además, funciona como un agente que mejora la tez y le da a tu piel un agradable brillo.

1. Combina 1 cucharadita de cúrcuma en polvo y un poco de agua para formar una pasta.
2. La pasta en el área afectada.
3. Déjalo encendido durante aproximadamente 1 hora, luego lávalo.
4. Usa este remedio 1 o 2 veces al día por algunos días.

4. Pasta blanca de dientes.

La pasta de dientes blanca también es muy efectiva en el tratamiento del acné que se desarrolla en la piel durante el embarazo. Sus ingredientes antibacterianos ayudan a eliminar las bacterias que causan el problema. También ayuda a secar el acné rápidamente.

1. Aplica una pequeña cantidad de pasta de dientes blanca sobre el acné.
2. Déjalo encendido durante la noche. Si tienes piel algo sensible, déjala activada por solo 5 minutos.
3. A la mañana siguiente, lávalo con agua fría.
4. Repite diariamente hasta que la piel esté libre de cualquier signo de acné.

5. Aloe Vera.

El aloe vera es otro maravilloso remedio natural para los brotes de el acné durante el embarazo. Ayuda a tratar el acné de manera efectiva con sus propiedades curativas y antiinflamatorias. Siendo rico en propiedades antibacterianas, el aloe vera también ayuda a combatir las bacterias responsables del acné.

1. Rebana una hoja de aloe vera y saca el gel fresco.
2. Aplica un poco de este gel en las áreas afectadas y masajee suavemente durante 1 minuto.
3. Deja el gel encendido durante 20 a 30 minutos, luego enjuágalo.
4. Haz esto 1 o 2 veces al día.

6. Aceite de coco.

El aceite de coco también puede ayudar a eliminar el acné durante el embarazo, debido a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. El aceite es efectivo contra las bacterias que causan el acné. Además, al ser un emoliente, ayuda a hidratar y mantener la piel nutrida.

1. Aplicar aceite de coco orgánico en el área afectada.
2. Frota suavemente en tu piel.
3. Vuelve a aplicar un par de veces al día. No es necesario enjuagarlo.

7. La miel para el acné durante el embarazo.

La miel tiene propiedades antibacterianas y antisépticas, por lo que es muy eficaz en el tratamiento de diferentes tipos de acné, incluido lo que ocurre durante el embarazo. La miel también es calmante e hidratante para la piel.

* Poner un poco de miel cruda en el área afectada. Espera de 10 a 15 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia. Repite 2 o 3 veces al día.
* Alternativamente, prepara una pasta con 1 cucharada de miel y ½ cucharadita de canela en polvo. Aplícalo en tu acné. Espera unos 10 minutos, luego enjuaga con agua tibia. Usa esto una vez al día.

8. Limón.

El limón es otro ingrediente natural para combatir el acné que puedes encontrar fácilmente en tu cocina. Es de naturaleza antimicrobiana, lo que significa que puede luchar contra las bacterias responsables del acné. También restaura el equilibrio del pH de la piel, reduciendo así los brotes.

1. Aplica jugo de limón fresco sobre el acné usando un hisopo de algodón.
2. Deja que el jugo repose durante 20 minutos más o menos.
3. Enjuaga tu cara con agua.
4. Haz esto una o dos veces al día.

9. La avena.

La harina de avena tiene propiedades calmantes y refrescantes y es muy efectiva cuando necesitas tratar los brotes de acné. Se desprende de las células muertas de la piel, mejora la textura de la piel y acelera el proceso de curación.

1. Combina 1 cucharada de cada avena en polvo y yogur natural con 1 cucharadita de cúrcuma.
2. Mezcla bien para formar una pasta.
3. Aplica la pasta sobre el acné.
4. Frota con movimientos circulares durante 2 minutos.
5. Déjalo actuar por 10 minutos, luego enjuágalo con agua tibia.
6. Haz esto una vez a la semana.

10. Dieta saludable.

Comer una dieta saludable y nutritiva es un aspecto importante de un embarazo saludable. Además, al comer sano, puedes mantener tu piel libre de brotes de acné. Intenta aumentar tu ingesta dietética de vitamina A comiendo alimentos como leche, pescado, huevos y zanahorias. Estos alimentos ayudan a mantener la piel saludable. Las verduras verdes y las frutas frescas también son muy beneficiosas.

Come grasas saludables estimulantes de la piel contenidas en alimentos como el aguacate, el salmón, las nueces y las almendras. Evita las grasas no saludables como las grasas saturadas que pueden agravar el acné.

Al mismo tiempo, debes reducir el azúcar y los productos de harina refinada. Bebe mucha agua para ayudar a eliminar las toxinas de tu sistema, lo que ayuda a mantener tu piel húmeda y libre de brotes.

Consejos adicionales sobre el acné durante el embarazo.

* Evita frotarte la cara con un paño, ya que puedes irritar la piel y empeorar el problema. En cambio, usa tus manos para lavar suavemente tu cara.
* Seca tu piel con una toalla suave en lugar de frotarla.
* Usar una crema hidratante es imprescindible para la salud de tu piel. Siempre opta por un humectante sin aceite.
* Cambia tus fundas de almohada con frecuencia y siempre usa toallas limpias.
* Siempre lávate bien el maquillaje antes de acostarte.
* Aplica protector solar de amplio espectro con un SPF (factor de protección solar) de 30 o mejor antes de salir al sol.
* Descansa tanto como sea posible. El estrés y la fatiga pueden desencadenar brotes de acné.

MATERIAL RECOMENDADO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *