Riesgos De Cáncer De Pulmón: Mitos y Realidades

Mito: Es demasiado tarde si has fumado durante años.

Realidad: Dejar de fumar tiene beneficios casi inmediatos. Su circulación mejorará y sus pulmones funcionarán mejor. Su riesgo de cáncer de pulmón comenzará a disminuir con el tiempo. Diez años después de abandonar el hábito, sus probabilidades de contraer la enfermedad serán la mitad de lo que son ahora.

Mito: Los cigarrillos con bajo contenido de alquitrán o «light» son más seguros que los regulares.

Realidad: Son igual de arriesgados. Y tenga cuidado con el mentol: algunas investigaciones sugieren que los cigarrillos mentolados pueden ser más peligrosos y más difíciles de dejar. Su sensación de enfriamiento hace que algunas personas inhalen más profundamente.

Mito: Está bien fumar marihuana.

Realidad: Fumar marihuana puede aumentar los riesgos de cáncer de pulmón. Muchas personas que usan marihuana también fuman cigarrillos. Algunas investigaciones muestran que las personas que hacen ambas cosas podrían ser aún más propensas a contraer cáncer de pulmón.

Mito: Los suplementos antioxidantes te protegen

Realidad: Cuando los investigadores probaron estos productos, inesperadamente encontraron mayores riesgos de cáncer de pulmón entre los fumadores que tomaron betacaroteno. Habla con tu doctor primero. Está bien obtener antioxidantes de frutas y verduras.

Mito: Las tuberías y los cigarros no son un problema.

Realidad: Al igual que los cigarrillos, lo pondrán en riesgo de padecer cáncer de boca, garganta, esófago y pulmones. Fumar cigarros, en particular, te hace mucho más propenso a contraer enfermedades cardíacas y pulmonares.

Mito: Fumar es el único riesgo.

Realidad: Es el más grande, pero hay otros. La causa n. 2 del cáncer de pulmón es un gas radioactivo inodoro llamado radón. Dada por la roca y el suelo, puede filtrarse en las casas y otros edificios. Puedes probar tu casa u oficina para eso. Llame al departamento de salud de su estado o condado para obtener información.

Mito: El polvo de talco es una causa.

Realidad: La investigación no muestra una relación clara entre el cáncer de pulmón y la inhalación accidental de polvo de talco. Las personas que trabajan con otros productos químicos, incluidos el amianto y el cloruro de vinilo, tienen más probabilidades de contraer la enfermedad.

Mito: Si tienes cáncer de pulmón, dejar de fumar no tiene sentido.

Realidad: Si lo deja, su tratamiento puede funcionar mejor y sus efectos secundarios podrían ser más leves. Y si necesita cirugía, los ex fumadores tienden a sanar mejor que los fumadores. Si necesita radiación para el cáncer de la laringe, es menos probable que se ponga ronco. Y en algunos casos, dejar de fumar hace que un segundo cáncer tenga menos probabilidades de comenzar.

Mito: El ejercicio no afecta los riesgos de cáncer de pulmón.

Realidad: Las personas que realizan actividad física con regularidad tienen menos probabilidades de contraer cáncer de pulmón, según muestran los estudios. El ejercicio también ayuda a que sus pulmones funcionen mejor y ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y muchas otras afecciones graves.

Mito: La contaminación del aire no es una causa.

Realidad: El tabaco es, con mucho, la mayor amenaza, pero la contaminación del aire también es un factor de riesgo. Las personas que viven en áreas con mucha cantidad tienen más probabilidades de contraer cáncer de pulmón que aquellas que viven donde el aire es más limpio.

MATERIAL RECOMENDADO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *