6 Estrategias Para Perder Peso Con Éxito

Sigue estas estrategias para perder peso comprobadas, y vas a mejorar tu salud. Cientos de dietas de moda, programas para perder peso y estafas directas prometen una pérdida de peso rápida y fácil. Sin embargo, la base para bajar de peso con éxito sigue siendo una dieta saludable y controlando las calorías, combinada con una mayor actividad física.

Para una pérdida de peso de forma exitosa a largo plazo, debes realizar cambios permanentes en tu estilo de vida y hábitos sobre tu salud. ¿Cómo debes hacer esos cambios permanentes? Considera seguir estas seis estrategias para perder peso con éxito.

1. Debes asumir el compromiso.

La pérdida de peso a largo plazo requiere tiempo y esfuerzo, y un compromiso a largo plazo. Asegúrate de estar listo para realizar cambios permanentes y de hacerlo por los motivos correctos. Para mantener el compromiso con tu pérdida de peso, necesitas estar enfocado. Se necesita mucha energía física y mental para cambiar tus hábitos.

Entonces, al planear nuevos cambios en el estilo de vida relacionados con la pérdida de peso, haz primero un plan para abordar otras tensiones en tu vida, como problemas financieros o conflictos de relaciones de pareja.

Si bien estas tensiones nunca desaparecen por completo, manejarlas mejor debería mejorar tu capacidad de enfocarte en lograr un estilo de vida más saludable. Una vez que estés listo, o lista para lanzar tu plan de pérdida de peso, establece una fecha de inicio y luego, comienza.

2. Busca y encuentra tu motivación interior.

Nadie más puede hacerte perder peso, solo tu puedes hacerlo. Debes realizar cambios en tu dieta y ejercicios para complacerte. ¿Qué te puede dar la motivación necesaria para cumplir con tu plan de pérdida de peso?

Haz una lista de lo que es importante para ti, y que pueda ayudarte a mantenerte motivado y concentrado, ya sea para tus próximas vacaciones en la playa, o para una mejor salud en general. Luego, busca una manera de asegurarte de poder recurrir a tus factores motivacionales durante los momentos de tentación. Tal vez quieras publicar una nota alentadora en la puerta de tu despensa, por ejemplo.

Si bien tienes que asumir la responsabilidad de tu propio comportamiento para perder peso con éxito, es de gran ayuda contar con el apoyo adecuado. Elije personas que te apoyen y que te alienten de manera positiva, sin verguenza, o sabotaje.

Lo ideal es encontrar personas que escuchen tus inquietudes y sentimientos, puedan dedicar tiempo a hacer ejercicios contigo, o crear menús saludables, y que compartan la prioridad que has asignado a desarrollar un estilo de vida más saludable. Tu grupo de apoyo también puede ofrecerte responsabilidad, lo que puede ser una fuerte motivación para cumplir con tus objetivos de pérdida de peso.

Si prefieres mantener en privado tus estrategias para perder peso, rindete cuentas pesándote regularmente, registra tu dieta y tus ejercicios en un diario, o realiza un seguimiento de tu progreso utilizando herramientas digitales.

3. Debes establecerte metas realistas, y que vas a cumplir.

Puede parecer obvio establecerte objetivos realistas para bajar de peso. ¿Pero realmente sabes lo que es realista? A largo plazo, es mejor tratar de perder de 1 a 2 libras (0,5 a 1 kilogramo) por semana. En general, para perder de 1 a 2 libras por semana, necesitas quemar de 500 a 1,000 calorías más de las que consumes cada día, a través de una dieta baja en calorías y actividad física regular.

Dependiendo de tu peso, el 5 por ciento de tu peso actual puede ser una meta realista. Incluso este nivel de pérdida de peso puede ayudarte a reducir tu riesgo de problemas de salud crónicos, como enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. Si tienes 180 libras (82 kilogramos), eso es 9 libras (4 kilogramos).

Cuando establezcas objetivos, piensa en los objetivos tanto en el proceso como en el resultado. «Caminar todos los días durante 30 minutos» es un ejemplo de un objetivo en el proceso. «Perder 10 libras» es un ejemplo de un objetivo final. No es esencial que tengas un objetivo de resultados, pero debes establecerte objetivos de proceso porque cambiar tus hábitos es la clave para perder peso.

4. Disfruta de comidas más sanas.

Adoptar un nuevo estilo de alimentación que promueva la pérdida de peso debe incluir reducir tu ingesta total de calorías. Sin embargo, la reducción de calorías no significa renunciar al gusto, la satisfacción, o incluso la facilidad de la preparación de las comidas.

Una forma en que puedes reducir tu ingesta de calorías es comiendo más alimentos de origen vegetal: frutas, verduras y granos integrales. Lucha por la variedad para que puedas alcanzar tus metas sin renunciar al sabor ni a la nutrición.

Comienza tus estrategias para perder peso con estos consejos:

* Come por lo menos cuatro porciones de verduras y tres porciones de frutas diariamente.

* Reemplaza los granos refinados con granos enteros.

* Usa cantidades modestas de grasas saludables, como aceite de oliva, aceites vegetales, aguacates, nueces, mantequillas y aceites.

* Reduce el azúcar.

* Elije productos lácteos bajos en grasa y carnes magras y aves en cantidades limitadas.

5. Debes mantenerte activo.

Si bien puedes perder peso sin hacer ejercicios, la actividad física regular y la restricción de calorías pueden ayudarte a perder peso. El ejercicio puede ayudar a quemar el exceso de calorías que no puedes cortar solo con la dieta.

El ejercicio también ofrece numerosos beneficios para la salud, como mejorar el estado de ánimo, fortalecer el sistema cardiovascular y reducir la presión arterial. El ejercicio también puede ayudarte a mantener tu pérdida de peso. Los estudios demuestran que las personas que mantienen su pérdida de peso a largo plazo realizan una actividad física regular.

La cantidad de calorías que quemas depende de la frecuencia, duración e intensidad de tus actividades. Una de las mejores maneras de perder grasa corporal es a través del ejercicio aeróbico constante, como caminar a paso ligero, durante al menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana. Algunas personas pueden requerir más actividad física para perder peso y mantener esa pérdida de peso.

Cualquier movimiento extra ayuda a quemar calorías. Piensa en formas en que puedes aumentar tu actividad física a lo largo del día si no puedes hacer ejercicio en un día determinado. Por ejemplo, haz varios viajes para subir y bajar escaleras en lugar de usar el ascensor.

6. Cambia tu perspectiva.

No es suficiente comer alimentos saludables y hacer ejercicio solo por unas pocas semanas o incluso meses si quieres perder peso a largo plazo y con éxito. Estos hábitos deben convertirse en una forma de vida. Los cambios en tu estilo de vida comienzan con tomar conciencia honesta sobre tus patrones de alimentación y tu rutina diaria.

Después de evaluar tus desafíos personales para perder peso, intenta elaborar una estrategia para cambiar gradualmente los hábitos y actitudes que han saboteado tus esfuerzos anteriores. Y tienes que ir más allá de simplemente reconocer tus desafíos: debes planificar cómo lidiar con ellos si quieres tener éxito en perder peso de una vez por todas.

Es probable que tengas un contratiempo ocasional. Pero en lugar de rendirte por completo después de un contratiempo, simplemente comienza de nuevo al día siguiente. Recuerda que estás planeando cambiar tu vida. No sucederá de la noche a la mañana. Debes adherirte a tu estilo de vida saludable y los resultados valdrán la pena.

MATERIAL RECOMENDADO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *